Las plagas: cómo actuar

Todas las plagas son contaminantes potenciales y, en muchas ocasiones, pueden transmitir enfermedades a los habitantes de una casa. Un desagüe atascado, una grieta mal sellada, la acumulación de basura y alimentos en mal estado o una deficiente higiene constituyen, a menudo, la puerta de acceso para que insectos y roedores penetren en las viviendas. Si se tiene en cuenta que estos animales transportan en su aparato digestivo, piel y patas, especies patógenas, que pueden depositar sobre alimentos y objetos de uso cotidiano, el riesgo para la salud de las personas es más que evidente.

Un desagüe atascado o una grieta mal sellada pueden ser la puerta de acceso de insectos y roedores

En una sociedad globalizada, donde las fronteras físicas ya no son obstáculo para la expansión de especies nocivas, se hace imprescindible controlar las plagas de modo eficaz. El aumento delturismo y la liberalización del comercio internacional en los últimos años han permitido que muchos microorganismos patógenos atraviesen los continentes con la misma facilidad que las personas. La labor de las empresas de desinfección y control de plagas es fundamental, puesto que actuar a tiempo puede ahorrar cuantiosos costes sanitarios, económicos y medioambientales.

Cómo actuar

Los profesionales del sector de la desinfección de viviendas sostienen que para lograr la efectividad en el control de una plaga hay que tener en cuenta tres aspectos:

  • Se debe realizar un diagnóstico de la zona afectada por la plaga para identificar y clasificar la especie que se va a combatir.
  • Se tienen que identificar los factores propicios para su desarrollo e inspeccionar los puntos críticos de control.
  • Hay que establecer unas medidas de corrección necesarias:
    • Medidas físicas: para evitar la entrada de insectos y roedores y un nivel óptimo de limpieza para evitar la proliferación de la plaga.
    • Medidas biológicas: utilizar productos biológicos que aseguren un control de la plaga.
    • Medidas químicas: usar diferentes compuestos que se eligen según las características de la superficie de que se trata, la plaga que se pretende combatir, las condiciones de temperatura y humedad, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies