Las cucarachas pueden provocar asma y alergia

las cucarachas pueden provocar asma y alergia

Varias investigaciones y estudios en los últimos años han podido demostrar que las cucarachas pueden provocar asma y alergia y por tanto existe una fuerte correlación.

Tanto las cucarachas como sus huevos y excrementos son los motivos que pueden desencadenar el asma o la alergia. Como siempre decimos, estos insectos aparecen en casa húmedas, antiguas, poco limpias, como también en las más modernas y limpias ya que, aunque no las veas en su hogar, existen restos en el polvo y son el origen de estas reacciones alérgicas o ataques de asma.

Además, un último estudio de la Universidad de Columbia descubrió que los niños que viven en vecindarios en los que las tasas de asma son elevadas tienen el doble de probabilidades de presentar anticuerpos contra una proteína específica de las cucarachas. Esto es una señal de que han estado expuestos a estos insectos y que probablemente son alérgicos a ellos.

“Los alérgenos de las cucarachas pueden contribuir a las desigualdades en la prevalencia del asma, incluso en un ambiente urbano como el de la ciudad de Nueva York”, añade dicho estudio.

Por tanto, los niños son más propensos a padecer asma infantil o alergia a las cucarachas, ya que en muchos casos, la alergia está ligada al asma.

¿Cuáles son los síntomas de la alergia a las cucarachas?

  • Estornudos.
  • Picor de ojos, nariz, boca, garganta y oídos.
  • Nariz tapada o con mucosidad acuosa y que obliga a usar muchos pañuelos.
  • Tos.
  • Lagrimeo.
  • Ojos rojos o conjuntivitis.
  • Pitos (sibilancias) y otros problemas para respirar.
  • Ataques de asma.

Recordar que, el asma o la alergia a las cucarachas solo lo puede diagnosticar un médico haciéndole las pruebas necesarias.

¿Cómo podemos combatir las cucarachas y reducir el riesgo de padecer estas enfermedades? 

Mantener el hogar limpio es fundamental además de realizar tratamientos preventivos contra las plagas de estos insectos. Los profesionales del sector recomiendan realizar controles regularmente. Los primeros meses de primavera son los idóneos para realizar la prevención, lo cual evita las plagas estivales, periodo en el que intensifican su presencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies