La procesionaria del pino, una amenaza real

procesionaria del pino, una amenaza real,

La Procesionaria del pino es la plaga más importante de los pinares mediterráneos. Debe su nombre de “Procesionaria” a que se desplaza en grupo de forma alineada, a modo de procesión.

¿Qué es y dónde se encuentra la procesionaria del pino?

A partir de estos meses de primavera, abril o mayo, empiezan a volar de nuevo ejemplares de “Thaumetopoea pityocampa”, una mariposa nocturna que todos conocemos, en su fase de oruga, como “procesionaria del pino”. Hacen sus nidos en los árboles y se alimentan de sus agujas y brotes. Cuando su número es excesivo se convierten en una plaga. A su paso, dejan un panorama desolador de pinos esqueléticos y enfermos. Pero aunque el efecto visual es muy dramático, muchos de estos árboles volverán a brotar incluso con mayor fuerza. También atacan a cedros y abetos.

Los pinares de la zona centro y sur de España son sus lugares favoritos.

La procesionaria pone sus huevos sobre las ramas apicales para que sus orugas al nacer se alimenten de los brotes jóvenes de acículas (nombre que reciben las agujas u hojas de los pinos).

Las orugas de las procesionarias, con su cuerpo cubierto de largos pelos, son peligrosas ya que son urticantes. No es necesario el contacto directo, cuando se sienten amenazadas pueden lanzar sus pelos sedosos al aire generando irritaciones y alergias a personas y animales.

Para combatir a esta plaga es fundamental conocer su ciclo biológico.

¿Cómo combatir las procesionaria del pino? 
  • Eliminar los bolsones cortándolos uno a uno, excepto los que estén en las guías terminales, ya que pueden dañarse éstas y sería peor. Antes de cortarlos regarlos bien para disminuir las urticarias.
  • Romper las bolsas con un palo con mucho cuidado. Realizarlo los días más frescos y al atardecer, de esta manera si alguna se ha escapado no le dará tiempo a rehacer el bolsón y morirá de frío durante la noche.
  • Eliminar las orugas cuando bajen del árbol.
  • Buscar las zonas de anidación de las orugas cuando están en terradas en el jardín, se suele observar un montículo de arena removida y sobre elevado del terreno de unos 15-25 cm. de diámetro aproximado. Desenterrar y matar a las orugas.
  • Trampas de feromonas. Se trata de capturar machos mediante la utilización de feromonas sintetizadas de la hembra, el macho queda atrapado impidiendo que fecunde a la hembra por lo que se altera el ciclo de reproducción.
  • En zonas amplias de pinos podemos introducir depredadores naturales, siempre que no supongan, un peligro para otras especies. Estos depredadores pueden ser aves como los carboneros y los herrerillos.
  • Para un jardín lo mejor es potenciar la existencia de aves insectívoras mediante la instalación de cajas nidos, comederos, etc. que sirvan de reclamo y refugio para las aves.
  • Otros métodos para combatir la procesionaria es con la aplicación de tratamientos químicos mediante maquinaria especializada de fumigación, y también otros tratamientos mediante insecticida ecológico.

El daño característico que produce es la defoliación que generalmente no mata al árbol pero si lo puede debilitar en gran medida facilitando así el ataque por parte de otros enemigos.  Si erradicamos la plaga a tiempo, el árbol se ira regenerando con el paso del tiempo por lo que debemos actuar cuanto antes. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies