¿Hormigas con alas o termitas?

hormiga con alas

¿Has visto una especie de hormigas voladoras en esta época del año? ¿Realmente son hormigas, o son termitas? Saber diferenciarlas puede salvar la integridad de tu hogar y los graves daños generados.

Como sabrás, las termitas se alimentan de la madera muerta ayudando a descomponer la materia orgánica. Las termitas, en general, son  subterráneas a las que les gusta la madera más bien dura. Esto, unido a la posibilidad de alimentarse sin exponerse a la luz, implica que habitualmente se decanten por la madera estructural antes que por la madera de muebles, más propia de la carcoma.

Dado que las termitas huyen de la luz, es prácticamente imposible percatarse de su existencia y por ello son conocidas como la plaga invisible. Se alimentan del interior de la madera dejándola hueca por el interior y normalmente sólo son detectadas cuando estas maderas ceden o colapsan por derrumbe, o durante la realización de una reforma.

Normalmente las termitas aladas pueden parecer hormigas con alas. Precisamente en esta época del año, la primavera, es cuando podemos encontrarnos con estos insectos. Confundirlas con hormigas y no realizar un tratamiento, acarreará graves daños a nuestra vivienda.

¿Cómo diferenciarlas?

La principal diferencia se encuentra en las alas.  Las hormigas con alas tienen 2 alas de un tamaño y otras 2 alas más pequeñas, mientras que las termitas tienen 4 alas del mismo tamaño.

Otra diferencia es que el cuerpo de las termitas no tiene una cintura diferenciada, mientras que las hormigas muestran una cintura estrecha que divide su cuerpo claramente.

Por último otra diferencia característica radica en sus antenas, acodadas en el caso de las hormigas, y rectas en el caso de las termitas.

Respecto al color, aunque normalmente las termitas son blanquecinas y las hormigas negras, en el caso de las termitas aladas estas son también negras.

Por último también debes tener en cuenta el lugar donde aparecen, ya que si las encuentras en el interior de tu vivienda donde nunca has visto hormigas, es un factor sospechoso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies