¿Dónde viven los murciélagos?

murciélagos,

Murciélago ratón. 

Todos los murciélagos europeos necesitan un lugar donde puedan protegerse de las condiciones metereológicas adversas, como el frío, la lluvia y las corrientes de aire, así como de sus enemigos.

Los murciélagos no construyen nidos y dependen de la existencia de los refugios. Existen diversos tipos de refugio dependiendo de su función biológica: los refugios hibernales, los refugios diurnos e intermedios, los refugios de parto y los refugios de aparcamiento. Para los refugios intermedios, de parto y de aparcamiento, también se les denomina “de verano”.

En los refugios hibernales los murciélagos pasan el periodo de hibernación. Es frecuente encontrar varias especies en grandes cantidades en un solo refugio. Uno de lo más conocidos es la reserva de murciélagos de “Nietoperek”, situada en Miedzyrzecz, en la parte occidental de Polonia.

Una vez finalizada la época de hibernación, cada especie de murciélago busca nuevos refugios para pasar sólo unos pocos días o, a veces, varias semanas. Normalmente, en estos refugios diurnos o intermedios sólo se encuentran individuos aislados aunque también puede haber pequeños grupos. A partir de aquí, los murciélagos salen cada noche en busca de recursos alimentarios.

Los quirópteros utilizan los referidos refugios intermedios durante la migración entre los refugios de invierno y los refugios estivales.

Los refugios de parto son localidades que albergan durante algunos meses un número más o menos importante de hembras según sea la especie. En ellos dan a luz y crían a sus pequeños. Durante este tiempo, los machos de muchas especies viven solos en sus refugios diurnos, y en algunas especies llegan a formarse agrupaciones de machos de considerable tamaño.

Por norma general, los refugios de aparcamiento no se diferencian de los refugios diurnos.

En el norte y centro de Europa, estos cuatro tipos de refugio suelen estar separados los unos de los otros, por lo que las especies migratorias pueden llegar a hacer una distancia de más de 1000 km desde el refugio hibernal hasta el de verano.

En cambio, en el sur de Europa, una misma especie de murciélago puede, en algunos casos, pasar todo el año en un mismo refugio.  Las especies sedentarias de Centroeuropa tienen sus distintos refugios muy cerca los unos de los otros.

Por tanto, el murciélago común puede pasar el periodo de hibernación en una iglesia detrás de los retablos o en las grietas de los muros e instalar a continuación su refugio diurno en el interior de la nave o en las fisuras de las paredes exteriores.

En España, pueden formar agrupaciones de cría en el interior de las casas.  Los murciélagos, amantes del calor, se extienden hacia el norte gracias a la búsqueda de edificios con un microclima agradable. Las cuevas naturales son demasiado frías en estas regiones y, por otro lado, las “cuevas artificiales” de los hombres ofrecen unas mejores condiciones de vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies